Radiadores El Arco

Función del Radiador

Cuando se arranca un auto, la temperatura generada por el motor es tanta que puede destruir el auto. Éste es el motivo por el que necesita un dispositivo de refrigeración como un radiador, equipado para enfriar y controlar la temperatura en un campo apropiado. El principio del trabajo del radiador es aprovechar el aire frío para bajar la temperatura del refrigerante de motor. El radiador para automóviles está compuesto por dos partes, la aleta de refrigeración compuesta por tubos planos y una caja rebosadero (está arriba, abajo o ambos lados del radiador).

Cuando el motor está en frío y/o a una temperatura muy baja, el refrigerante circula pero no pasa por el radiador, sólo que el refrigerante alcanza un cierto valor numérico, realizará la circulación entera. Tanto así que puede reducir el tiempo de calentamiento del motor, la pérdida de energía y el desgaste de las piezas.

La línea de circulación de refrigeración se controla por el termostato que se encuentra debajo de la bomba hidráulica. Cuando la temperatura del refrigerante alcanza los 85°C, se abre la válvula del termostato, y después el refrigerante empieza a circular por el radiador para automóviles. En caso de que la temperatura del refrigerante alcance los 105°C, todas válvulas del termostato estarán abiertas, refuerzan la capacidad de circulación y refrigeración y controlan el aumento de la temperatura.

Generalmente en los vehículos de 5 años o más surgirían problemas en el sistema de refrigeración. Por estar expuestos tanto tiempo en varias circunstancias posiblemente el sistema de refrigeración esté dañado y en cualquier momento pueden aparecer inconvenientes. Por ejemplo salinidad de aire marino y de camino, trozos pequeños y otros materiales químicos, todos van a dañar el material metálico de la aleta de refrigeración y de esto resultaría el sobrecalentamiento de motor y el peligro de estallido del cilindro.

Clientes

Usuario

Contraseña

Ingresar